Motorservice, única en la posventa con bomba para el filtro de carbón activado

Su montaje de origen en cada vez más fabricantes de automóviles hace que el producto de Pierburg tenga mucho potencial en la posventa.


Motorservice recuerda que es el único proveedor del Aftermarket que ofrece una bomba eléctrica para lavar el filtro de carbón activado (AKF). Su modelo de bomba 7.11390.00.0 fue desarrollado por Pierburg en Alemania y se introdujo en el mercado como novedad mundial en 2018. Desde entonces, se utiliza cada vez más en la producción en serie de importantes marcas de automóviles, por lo que cuenta con un gran potencial en el mercado de reposición. Su misión es conducir los vapores de combustible del filtro de carbón activado para reducir las emisiones del escape.

Motorservice único proveedor del aftermarket con bomba eléctrica para el filtro de carbón activado AKF

Se compone de una bomba de gas eléctrica centrífuga accionada por un motor monofásico y funciona con un caudal de hasta 50 litros por minuto y una presión de solo 0,1 bar. Su resistencia térmica está por encima de la media gracias a una innovadora refrigeración activa del sistema electrónico, lo que garantiza que la bomba también soporte condiciones difíciles en el compartimento del motor (-10ºC a 105ºC). Además, cuenta con un sensor de presión integrado para informar de la presión del sistema a la unidad de control del vehículo.

Funcionamiento de la bomba para el filtro AKF

En el depósito de combustible se forman gases nocivos para la salud derivados de los hidrocarburos volátiles. Para evitar que salgan a la atmósfera, los vapores de combustible quedan atrapados en un filtro de carbón activado pasando a través del sistema de ventilación del depósito. El sistema de ventilación del depósito también ventila el depósito de combustible para que no haya exceso ni falta de presión en él debido a una extracción de combustible, el repostado o cambios en la temperatura exterior.

Dado que la capacidad de almacenamiento del filtro de carbón activado es limitada, debe «regenerarse» periódicamente para evitar la saturación. En condiciones de funcionamiento en las que la cantidad adicional de combustible es tolerable para el motor y el proceso de combustión, los vapores de combustible del filtro AKF se vuelven a mezclar con el aire de aspiración. Para ello, los vapores de combustible se aspiran del filtro con ayuda de la bomba y se conducen de forma controlada hasta la combustión a través de una válvula de purga. Para que la presión en el filtro no sea demasiado baja durante la regeneración, el filtro se ventila a través de una válvula de ventilación y se lava con el aire nuevo.

En el pasado, la presión baja en el tubo de admisión era suficiente para aspirar los vapores de combustible del motor y, al mismo tiempo, el aire fresco del filtro de carbón activado, pero en las generaciones de motores modernas apenas hay baja presión en el tubo de admisión. La normativa medioambiental también limita el intervalo de tiempo disponible para regenerar el filtro. De ahí que se utilice esta bomba para la regeneración activa del filtro de carbón activado.

 

motorservice

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por Advertisement Advertisement
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario