Cuidado perfecto del radiador con los nuevos Radiator Clean y Radiator Stop Leak de Motul

La francesa lanza dos nuevos aditivos para la limpieza del circuito de refrigeración y la fuga de fluidos en turismos y vehículos comerciales.


El radiador es el gran olvidado en cuanto a mantenimiento y revisión, algo que puede suponer un grave problema ya que su principal función es mantener el motor a una temperatura adecuada para que su rendimiento sea el óptimo, evacuando los excesos de calor producidos por la combustión. En este sentido, la falta de un mantenimiento óptimo puede provocar que el motor se recaliente y generar averías importantes que deriven en un aumento del consumo de lubricante, de combustible e incluso en la producción de emisiones contaminantes. Para poder dar respuesta a la necesidad de todo tipo de vehículos y ofrecer una limpieza óptima, Motul ha desarrollado dos nuevos aditivos para el mantenimiento de los radiadores: los Motul Radiator Clean y Motul Radiator Stop Leak.

nuevos aditivos para el cuidado del radiador Motul Radiator Clean y Radiator Stop Leak

Motul Radiator Clean para una limpieza en profundidad

El Radiator Clean es un aditivo que se añade al sistema de refrigeración justo antes de vaciarlo para hacer el cambio de refrigerante, para así asegurar una limpieza adecuada de todo el circuito. Este aditivo limpia y disuelve los residuos del circuito de refrigeración y los radiadores, incluyendo el radiador de calefacción, el vaso de expansión, la bomba del fluido y las válvulas termostáticas, sin usar ningún tipo de compuesto agresivo.

Gracias a este nuevo producto, se mejora la capacidad de calefacción y refrigeración del radiador y prolonga la vida útil de todos sus componentes. Además, está pensado para utilizarse en todo tipo de motores diésel y gasolina, con aspiración natural o turbocompresor, con o sin convertidor catalítico y con cualquier tipo de combustible. Asimismo, está recomendado para la utilización en todos los sistemas de refrigeración cerrados refrigerados por líquido de turismos y vehículos comerciales, así como para intercambiadores de calor industriales.

Las fugas ya no son un problema con Radiator Stop Leak

Una avería frecuente en el radiador es la fuga de fluidos del mismo, lo cual supone una reducción del volumen del líquido y el trabajo forzado del poco fluido que permanece en su interior. Por este motivo, Motul ofrece el Radiator Stop Leak, un aditivo sellador para añadir directamente al sistema de refrigeración. Estas fugas se producen por los poros que se abren a lo largo del circuito y que pueden ser ocasionados por varios motivos, como por ejemplo impactos externos de piedras u objetos duros contra el radiador, defectos de material en el interior del motor o perforaciones producidas por la corrosión en las paredes del circuito.

Son fugas imprevisibles y por consecuencia, su solución debe ser aplicada en el momento de ser detectada, ya sea mediante el control de nivel o bien a través de la visibilidad del goteo en el suelo.

El nuevo producto de Motul obtura y sella cualquier poro u orificio, ya que contiene unos polímeros que se solidifican cuando ya no están en contacto con el agua, así como una disminución de la presión. El sellado permanece durante todo el tiempo, resistiendo a cambios de líquido refrigerante o tratamientos de limpieza, no obstruye el circuito de refrigeración y no contiene ningún tipo de metal.

Además, lubrica mientras sella, evita o pospone reparaciones costosas, protege contra daños del motor, mejora el rendimiento de las válvulas, los termostatos y las bombas de agua y reduce la temperatura del motor. Al igual que el otro nuevo producto, es compatible con todo tipo de refrigerantes (no orgánicos, híbridos, Lobrid y OAT), está recomendado para su utilización en turismos y vehículos comerciales, así como en intercambiadores de calor industriales y se puede utilizar como tratamiento curativo o preventivo, según el caso.

Con Motul, cuidado completo del radiador

Para conseguir un mantenimiento completo del radiador y una limpieza a fondo de este, Motul dispone de una gama íntegra de refrigerantes, formulados a partir de diversas tecnologías que ayudan al motor a mantener la estabilidad térmica y funcionar con unos niveles de rendimiento óptimos. Entre los refrigerantes de Motul, se encuentran tecnologías Híbridas y Lobrid con y sin nitrito enfocadas a motores de acero. En caso de que el sistema no presente ningún problema o fuga aparente, lo recomendable es realizar un cambio de refrigerante y una limpieza del sistema cada 40.000 km o cada dos cambios de lubricante de motor.

La compañía francesa también dispone de productos para motores con mayor presencia de aluminio basados en las tecnologías orgánicas (OAT), con cobertura de especificaciones tan importantes como la G12, G12+ y la mayoría de los fabricantes de vehículos en el mundo entero. Otras especificaciones más recientes como la VW TL 774 J (G-13) de tecnología Lobrid con silicatos, además de una completa gama de refrigerantes dedicados a vehículos industriales, con aprobaciones de Mercedes-Benz, MAN y John Deere.

El uso de los nuevos refrigerantes Motul Radiator Clean y Motul Radiator Stop Leak junto a los nuevos aditivos de limpieza permitirá mantener los componentes del vehículo en perfecto estado, favoreciendo así, alargar al máximo la vida útil del vehículo.

 

motul

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario