Motorservice introduce en el mercado nuevos módulos radiadores EGR de Pierburg

De calidad OE, las nuevas referencias (números de artículo de 7.09720.00.0 a 7.09720.02.0) estarán disponibles en TecDoc a partir de mayo.


MS Motorservice amplía su cartera de productos con el lanzamiento de tres nuevos módulos radiadores EGR que abarcan una amplia gama de turismos diésel del Grupo VAG (Audi, Seat, Skoda y Volkswagen). De esta forma, los nuevos módulos de calidad OE inauguran un potencial de mercado para la compañía de más de ocho millones de vehículos.

nuevos módulos radiadores EGR Pierburg

Los nuevos módulos radiadores EGR de Motorservice (números de artículo de 7.09720.00.0 a 7.09720.02.0) ofrecen una solución profesional al ajustarse de forma exacta a la tendencia actual de módulos más compactos con válvula EGR integrada y mariposa by-pass. Además de su buen funcionamiento, poseen una carcasa de acero inoxidable de alta calidad para soportar los hasta 700 grados y hasta 3 bares de presión que se acumulan en la pieza.

Consejos de reparación

Desde la compañía nos recuerdan que el requisito básico para una reparación a largo plazo es que los componentes de la recirculación de los gases de escape (EGR) estén exactamente armonizados tanto entre sí como con el motor. Por este motivo, resulta recomendable sustituir los componentes desgastados o defectuosos por una pieza de repuesto equivalente.

Los componentes de la recirculación de los gases de escape no son piezas que se desgasten fácilmente; no obstante, a lo largo de la vida de un motor es posible que se produzca un fallo. También muchas personas buscan taller en cuanto notan los síntomas típicos de una falla en el sistema EGR: humo negro, pérdida de potencia, marcha en ralentí irregular o aceleración deficiente, entre otros. Y es que toda falla da lugar a una pérdida de potencia, lo que hace indispensable una reparación.

Sobre la recirculación de los gases de escape

Durante la recirculación refrigerada de los gases de escape se reduce el porcentaje de oxígeno en la mezcla de combustible y aire con la adición de gas de escape y, así, desciende la temperatura de combustión en los cilindros.

Ya que, predominantemente, los óxidos de nitrógeno nocivos (NOx) se generan a altas temperaturas y presiones, de esta forma pueden reducirse las concentraciones de NOx en hasta un 50% antes de que se expulsen al medio ambiente. Además, gracias a la recirculación de los gases de escape, en los motores diésel se reduce la formación de partículas de hollín en aproximadamente un 10%.

 

motorservice

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario