Eficiencia y rentabilidad con las soluciones de Olipes para vehículos industriales

Su gama integral de productos y servicios ha sido desarrollada bajo las premisas de calidad, innovación y tecnología de vanguardia.


El elevado nivel de exigencia con el que trabajan los vehículos industriales precisa de lubricantes específicos que mantienen engrasada la mecánica para minimizar la fricción de las piezas móviles y reducir y controlar la temperatura de la maquinaria y el consumo de combustible. Uno de los proveedores de confianza que operan en el mercado es el fabricante Olipes y sus productos de máxima calidad que prolongan la vida de sus motores, transmisiones, cajas de cambios, embragues y filtros. La suya es una gama integral de productos y servicios desarrollados bajo las premisas de calidad, innovación y tecnología de vanguardia que garantizan una mayor eficiencia y rentabilidad a las flotas del transporte y propietarios de vehículos comerciales e industriales.

Eficiencia y rentabilidad con los productos de Olipes para vehículos industriales

«Para las empresas de transporte es esencial que los vehículos pesados mantengan un funcionamiento eficiente durante todo el año. Los gestores de las flotas saben que es vital llevar al máximo cada pieza para garantizar el mayor rendimiento del motor en todo momento, y así optimizar la competitividad, eficiencia y rentabilidad de su negocio. Y para ello, el lubricante es un componente clave, y más cuando se trabaja en condiciones ambientales tan duras como las que se han dado este verano», ha afirmado Fernando Díaz, codirector general ejecutivo de Olipes.

Para satisfacer los severos requerimientos de lubricación de los motores diésel más modernos, con regímenes de servicio muy riguroso y largos intervalos de cambio de aceite, Olipes ha desarrollado Averoil 10W40 UHP, homologado por Mercedes-Benz. Se trata de un aceite «Extended Life» de última generación y tecnología sintética 100%. Posee un reducido contenido en cenizas, fósforo y azufre, características indispensables para conseguir una óptima lubricación en motores Euro V y VI, equipados con filtros de partículas y sistemas de reducción catalítica selectiva, soportando largos intervalos de cambio de aceite en condiciones severas de servicio.

Para reducir el consumo de combustible y facilitar los arranques a baja temperatura, la propuesta de Olipes es Averoil 5W30 UHP, homologado por Volvo Trucks. Un aceite lubricante «Energy Conserving» de última generación, de tecnología sintética y Mid SAPS. Su equilibrada formulación permite rendir al máximo en motores Euro VI y anteriores, equipados con sistemas de postratamiento de gases, y especialmente en aquellos que incorporan filtros de partículas (incluidos los que utilizan como combustible GNC, GLP o biodiésel).

«Reducir el consumo de combustible, soportando largos intervalos de cambio de aceite, además de contar con las homologaciones del Instituto Americano del Petróleo (API) y el respaldo de fabricantes como Mercedes-Benz, Volvo Trucks, Mack o Renault Trucks, aporta una tranquilidad extra para el propietario de la flota y el responsable de sus mantenimientos», señalan desde la compañía española.

Por su parte, el mantenimiento de la caja de cambios también tiene en Olipes el mejor aliado. Para proporcionar su mejor funcionamiento, la marca recomienda Maxigear TS 6400 (SAE 75W80), un aceite lubricante de tecnología sintética, formulado con aditivos diseñados para transmisiones manuales y cajas de velocidades sincronizadas, incluso aquellas equipadas con mecanismos de frenado integrado (Intarder) que son utilizadas en vehículos comerciales, camiones de reparto, camiones de largas rutas y transporte pesado, autobuses de servicio urbano, autocares de transporte de viajeros y vehículos todoterreno.

Incluso las cajas de cambio ZF de última generación y altas prestaciones también cuentan con una propuesta específica formulada por Olipes: el aceite lubricante sintético Maxigear TS 7400 (SAE 75W80), que cuenta con la aprobación de este prestigioso fabricante.

Para mantener el buen estado de los frenos y el embrague (especialmente de los vehículos equipados con ayudas de seguridad a la conducción como ABS, ASR o ESP), Olipes dispone de Maxifluid Brake, un líquido de frenos de base sintética y nivel de calidad DOT 4. Cuenta con la homologación del Instituto Nacional de Técnicas Aeroespaciales (INTA) y está recomendado para todos los sistemas de frenos y embrague que requieran fluidos sintéticos con largos periodos de utilización, elevado grado de viscosidad y alto punto de ebullición en seco y en húmedo.

Para que el sistema de refrigeración siempre se encuentre en buen estado, la compañía dispone de una amplia gama de anticongelantes-refrigerantes biodegradables, como el G12 Plus, de alta calidad y larga duración en servicio, de aditivación 100% orgánica y libre de silicatos, que se puede utilizar directamente sin ninguna dilución en circuitos cerrados de todo tipo de vehículos y motores. También ofrece su nuevo G12PlusPlus, de tecnología híbrida Si-OAT, para evitar el deterioro prematuro de los manguitos de silicona y las indeseadas fugas de fluido refrigerante. Ambos líquidos protegen el motor desde -35ºC hasta 145ºC durante cinco años o hasta 600.000 kilómetros recorridos.

Para la lubricación de los ejes, los cojinetes de las ruedas, los extremos de las barras de acoplamiento, las rótulas, las juntas en U y los ejes de los brazos de control, Olipes ha creado Maxigras Complex EP, una grasa azul que ha sido clasificada por la Asociación Americana de Fabricantes de Grasas Lubricantes (NLGI) bajo los estándares GC-LB.

Por su parte, para minimizar los problemas generados por el biodiésel incorporado actualmente en los combustibles diésel comercializados en la UE y por el agua presente en los depósitos por efecto de la condensación, Olipes recomienda One Shot. Este aditivo exclusivo limpia, lubrica y protege los inyectores y la bomba, mantiene limpio el circuito de combustión, evita obturaciones prematuras de los filtros, mejora la combustión, recorta el consumo de combustible, reduce la formación de humos de escape y hollín y dispersa y absorbe el agua de condensación. De esta forma, elimina el riesgo de aparición de microorganismos (algas, bacterias, hongos…) en los depósitos de combustible, y con ello evita las costosas averías provocadas por la entrada del agua en los inyectores y la bomba de inyección.

 

olipes

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por Advertisement Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario