Pacar no regatea: “Nuestro generador de ozono sí cumple con lo que promete”

El distribuidor de lámparas y placas de matrícula para automoción lanza un nuevo equipo que dista mucho de las dudosas importaciones chinas.


Pacar Central del Automóvil apuesta por el producto de calidad, concentrando en nuestro mercado la representación de dos marcas reconocidísimas: el fabricante europeo de lámparas Tungsram (antigua General Electric) y la especialista valenciana en placas de matrícula Hegoplac. Recientemente, y tras analizar las necesidades del mercado, la empresa lanzó su nuevo generador de ozono Pacar-Ozone, una máquina de fabricación española y tecnología de piezas y componentes europea que hace lo que muchas no pueden: garantizar la desinfección de vehículos y espacios cerrados.

Pacar Central del Automóvil lanzamiento generador de ozono Pacar-Ozone

Carlos Viver, director general de Pacar, a la derecha de la imagen, explica a MotorOK la aparición masiva de estos equipos tras la pandemia del COVID-19. “Nuestro mercado esta recibiendo la entrada de muchas máquinas de importación china, aproximadamente el 90%. Máquinas que, más que desinfectar, lo que pueden acabar haciendo es perjudicar la salud de las personas si los tiempos de uso no son los estrictamente adecuados, o si no se ventila el vehículo debidamente tras su uso”. En este sentido, Carlos lamenta la escasa legislación existente en nuestro país: “no existe un marco regulatorio suficiente para el uso del ozono en España y creemos que Sanidad debería planteárselo, ya que actualmente estamos en un escenario de ‘todo vale’ que permite la entrada de tecnología de dudosa eficacia y garantías”.

Hablamos de generadores de ozono que, en su amplia mayoría, no cuentan con un proceso de transformación del ozono emitido en oxígeno, de modo que existe un peligro real para los pulmones de los trabajadores y clientes que están en contacto con ellos. “Sin este proceso inverso de eliminación del ozono emitido, hacen falta varias horas para volver a ocupar el vehículo con plenas garantías de salubridad”, indica Carlos. La duda aquí reside en saber cuántas personas conocen y/o cumplen con los periodos de tiempo aconsejados.

Tras ver la demanda real de estos servicios (que el taller puede ofrecer voluntariamente o con un pequeño recargo), la empresa se puso manos a la obra y siempre bajo la premisa de ofrecer un producto para la desinfección de interiores de vehículos que realmente funcione. “Hablamos con un ingeniero, le pareció que nuestra idea de desarrollar un generador de ozono de calidad y realmente efectivo era viable, y nos pusimos manos a la obra”. Muy pronto, Pacar ofrecerá un segundo modelo que será apto para espacios como talleres, oficinas e incluso locales de hasta 400 m2.

¿El resultado de todo este trabajo? Un equipo que sí cumple con la normativa vigente en Europa y que ha sido ensamblado en Valencia con el uso de piezas exclusivamente europeas para su motor, chasis, componentes y tecnología Bluetooth. “No es una máquina barata pero, a diferencia de muchas otras propuestas del mercado, nosotros podemos garantizar que nuestro producto sí hace lo que decimos que hace. Creemos que eso no tiene precio cuando hablamos de salud”, explica el responsable de Pacar.

Para entender las diferencias entre su propuesta y la del resto, basta comparar los 9 kilos de peso del Pacar-Ozone con los menos de 2 kilos que pesan muchas otras máquinas. También da fe de ello su capacidad de 9.000 mg/h, una cifra muy superior al rendimiento ofrecido por la mayoría de equipos disponibles en el mercado actualmente.

Sito Jiménez, director de Ventas de la empresa, se incorpora a la charla y nos cuenta que “la diferencia de precio entre nuestro equipo y otros equipos importados existe, pero es que nosotros vendemos una seguridad y una adecuación a la legislación que otras no pueden hacerlo, y eso se paga”. No obstante, conviene matizar que hablamos de cantidades fácilmente amortizables en cuestión de meses. Y es que, tal y como nos recuerda Sito, “la pandemia ha traído la adaptación de unos hábitos de limpieza por parte de los talleres que han llegado para quedarse”. No hablamos, por lo tanto, de una compra caprichosa sino de un equipo de taller que pronto será tan habitual como cualquier otra herramienta.

Pacar-Ozone

Características exclusivas del Pacar-Ozone

  • Doble proceso: desinfección por gas ozono y su posterior transformación en oxígeno respirable.
  • Filtro para la eliminación del olor generado por el ozono tras el proceso de limpieza.
  • Válvula con disparador (chivato) que avisa con una luz verde cuando el proceso completo ha terminado y ya es completamente seguro acceder al vehículo.
  • Bluetooh para poder controlar las funciones de la máquina desde un dispositivo móvil.

Reflexiones post COVID-19

La actual situación nos obliga a preguntar a los responsables de Pacar por su perspectiva del mercado en la actual fase de desescalada y con la mirada puesta en los meses venideros. “Ahora habrá un incremento de reparaciones debido a la gestión de las operaciones pendientes que se frenaron con el decreto del estado de alarma, así como de cara a los mantenimientos de la campaña de verano, pero en términos generales la “remontada” será lenta y llevará algo de tiempo”, prevé Carlos.

En su opinión, no todos los talleres cerrados podrán volver a abrir y muchos no podrán emplear a la totalidad de sus operarios hasta pasado un tiempo. “Pensamos que no será hasta enero y febrero de 2021 cuando el rumbo se encauce y las cosas empiecen a retomar una cierta normalidad”, concluye.

Si hablamos de lámparas, especialidad de Pacar en cuanto que socio comercial de la prestigiosa Tungsram, las dos figuras de la compañía indican que ahora es el peor momento del año para este producto debido a las muchas horas de luz natural que tienen los días en esta época. “Creemos que será a partir de septiembre y octubre cuando el mercado repunte y podamos volver a niveles normales”, coinciden ambos.

Hasta entonces, Pacar se ha adaptado a las necesidades actuales de sus clientes y ha diversificado su actividad a través de la fabricación en sus instalaciones de Valencia de diversos productos (mascarillas, químicos desinfectantes, mamparas, etc.) que permitan garantizar la salud y la seguridad de su cartera de clientes. Y es que ya lo dicen: a grandes males, grandes remedios.

 

pacar central del automóvil

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario