El sector del automóvil recibe un salvavidas de 3.750 millones de euros

El Gobierno ha presentado hoy un plan para acompañar al sector del automóvil en su transición hacia una movilidad sostenible y conectada que no renuncie a la estabilidad y competitividad.


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha escenificado este lunes junto a los presidentes de las principales asociaciones españolas de automoción lo anunciado durante el día anterior: la puesta en marcha de un plan de ayuda al sector del automóvil que llega con una dotación de 3.750 millones de euros. Un impulso de la cadena de valor de la industria de automoción altamente esperado y que, en palabras del presidente, permitirá al sector “adaptarse a las demandas del mercado nacional, a las nuevas demandas del mercado de la exportación y al desafío de la descarbonización que exige vehículos cada vez más limpios y sostenibles”.

Cinco son los bloques del plan (disponible para su consulta aquí) que el Gobierno implementará en colaboración con las marcas de automoción. Las medidas, planteadas tanto a corto como a largo plazo, contemplan la renovación del parque de vehículos, el impulso de la competitividad, el fomento de la I+D+i, una nueva fiscalidad para el automóvil y otra serie de políticas dirigidas a la formación y cualificación de los trabajadores.

Concretamente, la cifra anunciada para el plan de rescate del sector del automóvil en España se va a repartir de la siguiente forma:

  • 200 millones de euros para infraestructuras de recarga y adaptación de las ciudades a la nueva movilidad.
  • 100 millones de euros para la renovación del parque público (Plan Moves).
  • 250 millones de euros para la renovación del parque hacia uno que sea más sostenible y eficiente.
  • 415 millones de euros para la I+D+i, con el impulso a la digitalización, conectividad y soluciones innovadoras en la movilidad sostenible y su industria asociada.
  • 2.690 millones de euros para inversiones en cadena de valor de la industria entre 2020 y 2022.
  • 95 millones de euros para la cualificación y formación de los empleados y profesionales del sector.

Para afrontar la renovación del parque, sin duda uno de los puntos más “calientes” del plan, las marcas constructoras también deberán contribuir a través de incentivos directos a la compra. Su aportación será de la misma cantidad que la aportada por el Gobierno, esto es, 250 millones. Hablamos, por lo tanto, de un total de 500 millones de euros destinados a facilitar la sustitución de vehículos de propulsión por nuevos modelos ecológicos que, eso sí, deberán tener un precio máximo de 35.000 euros (45.000 para personas con movilidad reducida o para vehículos con etiqueta “Cero”).

Los fabricantes también se han comprometido a la fabricación de hasta 800.000 vehículos electrificados para 2030, a hacer lo que esté en sus manos para que sus plantas españolas se adjudiquen la producción de nuevos modelos y al impulso de la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos en España. En este sentido, los planes pasan por llegar a sumar unos 340.000 puntos de recarga para 2030 y más del doble (830.000) para 2040.

 

motorok

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario