Acabados de pintura en automoción: ¿qué los diferencia?

Los sistemas monocapa, bicapa y tricapa se configuran en este orden según su complejidad y abanico de posibilidades en el trabajo de repintado.


Los sistemas de pintado en el sector del automóvil se clasifican según el número de capas de color y barniz, siendo tres los casos más habituales: sistemas monocapa, bicapa y tricapa. Pero, ¿cuáles son las diferencias entre los distintos acabados de pintura de cada sistema y qué hay que saber sobre los tipos de pintura? Lo explica PPG Refinish España en su recientemente lanzado portal sobre información técnica para profesionales del repintado en el taller.

tipos acabados de pintura

Antes de desglosar las características de cada sistema, PPG recuerda que existen dos tipos de pintura automotriz básicos: las pinturas de fondo y las de acabado. Las de fondo se utilizan para dar una primera capa y con el objetivo de proteger el metal de la carrocería y servir de base para la pintura que irá encima, la de acabado. Las segundas, las que el ojo ve y aprecia, dan el “toque final” al trabajo y presentan una alta variedad de colores, efectos cromáticos y brillos. Su función, además de visual, es igualmente la de proteger el vehículo de arañazos o rayones que puedan llegar a dañar tanto la pintura de fondo como la propia carrocería.

Tipos de acabados de pintura

Teniendo claro que hablamos de las últimas pinturas, las de acabado, y la división mencionada al inicio de este contenido, procedemos a explicar las características de cada sistema.

  • Sistema monocapa

Se mezcla con un catalizador y se diluye, ofreciendo en un mismo producto protección y color. Es el sistema más económico y el más rápido, aunque también el más limitado. PPG recuerda que, al ser la propia pintura la que proporciona el brillo (sin necesidad de barniz), la pintura monocapa tiene una menor resistencia química y dispone de una menor variedad de colores, además de no permitir efectos como el metalizado o el perlado.

En la actualidad, se utilizan resinas acrílicas y pigmentos sólidos o colorantes en el sistema de acabado de pintura monocapa.

  • Sistema bicapa

Es el sistema de acabado de pintura automotriz más utilizado en la actualidad. Sus dos capas, tal y como indica su nombre, se componen de la base color (la que proporciona el color y los efectos) y el barniz o laca (con el que se protege el acabado y se aporta brillo).

Este sistema ofrece al taller un trabajo rápido, estandarizado y rentable. En la actualidad, para realizar acabados para coches bicapa se utilizan resinas acuosas con gran versatilidad que, en función de la mezcla y proporciones usadas, permite obtener diversos colores y efectos visuales. Estos efectos posibles se clasifican de la siguiente forma:

    • Efecto sólido: Es el acabado más sencillo, ya que los pigmentos únicamente aportan color pero ningún efecto.
    • Efecto metalizado: Se suele conseguir gracias a la mezcla de pigmentos metálicos y, en menor proporción, sólidos.
    • Efecto perlado: Un efecto más complejo que acepta más tipos de pigmentos, como sólidos, metalizados, perlados e incluso pigmentos especiales.
  • Sistemas tricapa

Consiste en aplicar dos capas de color y una última capa de laca o barniz. La pintura tricapa puede describirse como la más profunda gracias a la técnica empleada: primero una capa de color de base o de fondo, y después otra capa de color translúcido, de forma que deja que pase la luz y refleje la capa de fondo. Este acabado ha sido utilizado tradicionalmente en coches de lujo, aunque actualmente ya está adquiriendo mayor presencia en todo tipo de segmentos.

 

ppg refinish iberia

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario