MoonWalk de PPG se postula como una ayuda en la recuperación del taller

La nueva mezcladora automática garantiza al taller carrocero beneficiarse de ahorros de tiempo y costes desde el primer momento.


En plena desescalada por la crisis de la COVID-19, los talleres de reparación vuelven a la actividad con el reto de mejorar y hacer aún más eficientes sus procesos. En este sentido, PPG desarrolla soluciones que permiten a los negocios de carrocería incrementar su productividad automatizando sus procesos para ahorrar tiempo y costes. Una de ellas es su nuevo armario modular MoonWalk que facilita una de las etapas más complejas del repintado: la mezcla de pinturas.

Según un estudio de PPG, una quinta parte de las formulaciones realizadas a mano tienen una desviación colorimétrica y volumétrica que altera la precisión del color, lo que genera errores y desperdicios. Algo que también significa menores rentabilidades en cada operación. Todo ello, sin mencionar que la sala de mezclas no suele ser el entorno limpio que debería, algo sobre lo que la compañía pide reflexionar a largo plazo pero que además representa en un problema añadido en la actual fase de superación de la crisis sanitaria.

Las ventajas de MoonWalk

Se trata de una solución auténticamente “todo en uno”, automatizada y 100% integrada en el ecosistema PPG, que gestiona con una precisión elevadísima hasta las más pequeñas cantidades de mezcla de pintura. De este modo, reduce a la mínima expresión el desperdicio de producto y ahorra entre una y dos horas de tiempo productivo al día, dependiendo de la cantidad de vehículos reparados. Su uso permite al pintor invertir menos tiempo pesando el producto y corrigiendo errores en la mezcla, evitando así tener que rehacer los trabajos.

Además, Moonwalk añade otra ventaja de relevancia en estos momentos: al tratarse de una solución automatizada, basta un solo técnico para usarla, con lo que se minimizan los movimientos, se facilita la asignación de trabajos y se favorece el cumplimiento de medidas de distanciamiento social en el taller. Asimismo, permite procesos más limpios, sin residuos ni desperdicios… lo que implica una sala de mezclas impoluta y ordenada, con menos necesidad de una limpieza posterior.

Por si todo ello fuera poco, hablamos de una mezcladora que requiere poco mantenimiento, de uso fácil y rápidamente adaptable a cualquier sala de mezclas. Todo ello hace de MoonWalk una inversión que se amortiza con facilidad en el taller gracias al ahorro diario y continuado de recursos en cada operación de repintado.

 

ppg refinish iberia

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario