La carta que refleja el sentir de gran parte del colectivo taller

Quim Colomer (Servei Reparació Colomer) expone a la Unió d’Empresaris d’Automoció de Catalunya lo que muchos piensan sobre la débil posición de los talleres a consecuencia de la crisis del coronavirus.


Desde la declaración del estado de alarma en España, la catalana UEAC ha habilitado un servicio de recogida de opiniones de sus asociados. Este canal ha tenido un éxito tremendo y ha recogido multitud de experiencias e inquietudes vinculadas a la situación de los talleres debido a la crisis sanitaria del COVID-19. De entre todos los mensajes recibidos, la entidad ha querido compartir la carta de Quim Colomer (Servei Reparació Colomer) por considerar que es “la que mejor resume el sentir repetido de los talleres asociados”.

Quim Colomer de Servei Reparació Colomer

La carta, que puede ser leída de manera íntegra aquí, pide a la UEAC que la reflexión hecha sea enviada a los responsables políticos, para que así ” la analicen y tomen las medidas oportunas y que se ajusten a nuestra realidad”.

Quim Colomer pide en su escrito ser conscientes de que “las medidas adoptadas respecto de los talleres mecánicos provocarán un gran cierre y desaparición de talleres y autónomos”, una queja que se sustenta en la débil posición de los negocios de reparación y mantenimiento de vehículos en estos momentos, los cuales se encuentran con que pueden abrir sus puertas (quedando, en principio, exentos de ayudas por parte de la administración) pero solo para atender a un número muy limitado de casos (los llamados servicios esenciales) que en ningún caso compensan ni los costes fijos del negocio ni los propios de mantener las puertas abiertas.

La carencia de suministros y por supuesto de clientes, los peligros de contagio en el entorno laboral o la cancelación de reparaciones como consecuencia no solo del estado de alarma sino de la suspensión de los plazos previstos de las ITV, son algunas de las realidades que Quim Colomer plasma en su carta, esperando que la clase política tome nota de ello y entienda que, aunque la realidad de este sector sea muy variable en cada zona y municipio, algunos efectos gravísimos derivados del COVID-19 se repiten a lo largo y ancho del territorio nacional y exigen una respuesta urgente de quienes nos gobiernan.

La UEAC escucha

“Más allá de dar cobertura a problemas puntuales y a servir de cauce de información específica para los talleres, nuestra entidad ha querido ser también un foro de intercambio de preocupaciones, un sitio de desahogo para intentar llevar mejor el día a día tan duro que llevamos semanas viviendo”, explica Carles Torras, secretario general de la Unió d’Empresaris d’Automoció de Catalunya, sobre este nuevo servicio.

Mediante escrito o directamente por teléfono, el personal técnico de la UEAC ha vivido en directo la crisis del coronavirus en sus empresas. “Han sido muchas las aportaciones recibidas a modo de simple constatación de problemas, de reflexión sobre el futuro… Los talleres han pedido poca cosa más que les oigamos, sabedores de que no está en nuestra mano resolver la mayoría de los problemas que nos plantean en una situación tan especial”.

 

unió empresaris automoció catalunya

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario