Ramtech enseña a superar los miedos y el estrés laboral con técnicas de los Navy SEAL’s

La compañía especialista en cajas de cambio de turismo e industriales celebró una provechosa sesión de la mano del formador Ángel Estrella.


La empresa Ramtech celebró recientemente una sesión formativa tan original como beneficiosa para los profesionales del sector. Su CEO, Fran Ramis, en colaboración con Xavier Camps, socio fundador de Ramtech, y del ingeniero aeronáutico y conferenciante Ángel Estrella, abordaron un aspecto al que, por lo general, no se presta excesiva atención: la gestión de los miedos y del estrés en el entorno laboral.

La actividad estuvo dirigida a un selecto grupo de jefes de taller y de recambio, todos ellos clientes de Ramtech, especialista en cajas de cambio para turismo y vehículo industrial. “Vivimos en un entorno laboral de mucho estrés y presiones por parte de clientes, proveedores, etc. de modo que creímos interesante que nuestros socios pudieran dotarse de herramientas que puedan ayudarles a afrontar estas situaciones”, comentó a MotorOK Fran Ramis, director general del que es distribuidor oficial de ZF y Automatic Choice, así como de los lubricantes Pakelo.

“Estoy seguro de que todos los asistentes a la formación han vivido en algún momento miedos y estrés propios del trabajo; nuestro sector está muy enfocado al servicio y un buen servicio implica ser rápido, preciso y competitivo, factores todos ellos que ayudan a generar estrés”, nos explicó un Xavier Camps sorprendido por el formato de la sesión. “En Ramtech no quisimos saber los pormenores del curso hasta presenciarlo por nosotros mismos y me ha sorprendido en positivo que no trate sobre dirigir grupos humanos sino de aprender a controlarse uno mismo; al ser un ejercicio individual, nos permite a cada uno de nosotros poner en práctica y evaluar los resultados de lo aprendido en la charla”.

Del campo de combate al taller

Pero, ¿qué tiene que ver la fuerza de operaciones especiales Navy SEAL’s con el entorno de los talleres? Pues no mucho, a priori; no obstante, sí existen algunas prácticas empleadas por el cuerpo de la Armada de los EEUU, nacido tras la debacle militar del ejército estadounidense en Cuba en su intento por derrocar a Castro, que pueden ser aplicadas con éxito a muchos otros entornos y sectores. La Administración de JFK, tras analizar el desastre de la invasión de Bahía Cochinos, entendió que el fracaso en su intento de invadir la isla caribeña llegó por culpa de malas decisiones y errores causados por el pánico de los mandos de su ejército. Ese fue el motivo de la creación de los SEAL, una fuerza de élite debidamente entrenada para eludir factores como el miedo y el estrés durante las operaciones militares.

Ese entrenamiento, consistente en una serie de pruebas físicas pero también psíquicas, es el que recoge Ángel Estrella para sus sesiones formativas. El orador, que acumula más de 25 años de experiencia en el sector automoción (Renault y Renault Trucks, ZF, Scania…) y está ahora plenamente enfocado a la vertiente formativa, empezó realizando una breve pero intensa introducción al funcionamiento del cerebro, de las percepciones y de la gestión de las emociones.

Estrella explicó que existen distintas inteligencias (“se puede ser inteligente de muchas maneras, Messi y un matemático emplean la inteligencia pero de forma distinta, en sus respectivos campos”) y puso el foco en la inteligencia intrapersonal (cómo gestionamos nuestras emociones) y en la interpersonal (cómo gestionamos nuestro impacto en las emociones de los demás), señalando que ambas son las menos trabajadas y/o difundidas en la sociedad pero las que mayor incidencia tienen en el éxito de las personas.

El miedo, en tal que emoción, debe ser gestionado (y de la manera correcta) para alcanzar el éxito y los objetivos planteados. Y es que, cuando se actúa bajo miedo o pánico, los seres lo hacemos de forma refleja y sin control. “En base a mi estado emocional tendré mas o menos riego en la parte prefrontal, que es donde está la capacidad de razonar. En una situación de pánico, la cantidad de sangre que llega es mínima y por lo tanto también lo es nuestra capacidad de razonar”, explicó Ángel Estrella.

A grandes rasgos, el conferenciante dividió en cuatro las principales técnicas que un Navy SEAL tiene interiorizadas y que son de aplicación en cualquier entorno laboral, también el del taller. Son las siguientes:

  • Primera: Fijarse metas a corto plazo, pequeños objetivos que sumados permitan hacer frente a esa semana infernal que te queda por delante.
  • Segunda: Contemplar todos los posibles escenarios ante una situación planteada. El cerebro reacciona de forma distinta ante una situación conocida o desconocida, pero si se hace un ejercicio imaginativo previo, está demostrado que la cabeza puede afrontar cada posible nuevo escenario de la misma manera que si lo hubiese vivido previamente.
  • Tercera: El empleo del lenguaje a nuestro favor. Distintas palabras activan distintas partes del cerebro, siendo el lenguaje negativo un disparador del estrés y de los miedos y el positivo, algo que facilita la bajada de la tensión y, por lo tanto, que la persona esté en mejores condiciones para razonar.
  • Cuarta: Alineación entre cómo se piensa y cómo se actúa, para evitar disonancias cognitivas. A esa alineación o armonía ayuda mucho el cuerpo, ya que a través de él (respiración, relajación muscular…) se puede lograr revertir una situación de pánico y/o estrés que esté afectando al cerebro.

 

Más información en Ramtech.es

ramtech

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario