Recomotor: más de 25 millones de piezas disponibles online para alargar la vida de los coches

La plataforma relanza la recuperación de componentes al coordinar la base de datos de los stocks digitalizados de los desguaces y los talleres.


Organizar de forma online la distribución de recambios recuperados con una sencilla herramienta para intermediar entre desguaces y talleres de reparación «es una manera de salvar los coches», explica Jan Amat, CEO de Recomotor. Esa es precisamente la misión principal de esta empresa, gracias a la cual más de 25 millones de piezas y componentes de segunda mano están disponibles online en 24 horas en toda España para alargar la vida del parque de vehículos. En esencia, Recomotor es una plataforma que se configura como central de compras y a su temprana edad ya ha permitido coordinar los stocks de 550 desguaces europeos y unos 5.500 talleres mecánicos españoles.

plataforma Recomotor más de diez millones de recambios de segunda mano inventariados para alargar la vida de los coches

Recomotor tiene como finalidad dar salida a la enorme cantidad de piezas y componentes que se acumulan en los desguaces y que tienen un bajo aprovechamiento, lo que convierte estas instalaciones en verdaderos cementerios de coches donde la mayor parte del material se compacta y se vende como chatarra para fundición. A su vez, la central de compras pretende ganarse la confianza de los talleres e invitarles a recurrir a esta fuente de suministro (no suficientemente explotada) óptima para muchos de sus trabajos.

Desde la compañía nos explican que, aunque los desguaces tienen la obligación de separar los componentes, lo cierto es que solo se aprovecha una fracción insuficiente. Una correcta recuperación de dichos componentes, como la que propone la empresa española, permite una reducción del volumen de chatarra y además logra un verdadero reciclado de las materias presentes en las piezas: vidrio, hierro, plásticos… «En algunos casos, y para aprovechar esas piezas, los vehículos en desuso se dejan en campas a la espera de que aparezca el cliente y pregunte en el mostrador por alguna pieza que necesite. Pero esta fórmula comporta un reaprovechamiento del coche muy lento; todo queda sujeto a necesidades muy concretas y específicas de un comprador y solo pone en contacto a las partes en un ámbito geográfico muy concreto», incide Jan Amat.

La llegada de Internet a este sector hace unos diez años favoreció la aparición de plataformas que permiten visualizar y comprar piezas de desguace, pero el nuevo salto se está produciendo ahora y gracias a esta nueva fórmula de distribución de los recambios recuperados online. Mediante ella, se conectan fácilmente los stocks de los desguaces de coches digitalizados con los talleres. Todo ello se hace a través de la popular aplicación gratuita WhatsApp, mediante la cual Recomotor hace de intermediario entre las dos partes. «Nuestro objetivo es recuperar más recambios para evitar que acaben convertidos en simple chatarra; queremos que los talleres vuelvan a confiar en las piezas recuperadas», nos confirma el CEO y uno de los promotores de esta interesante iniciativa.

Asimismo, Jan Amat destaca las múltiples ventajas de esta fórmula, no solo ambientales sino también económicas: «Las piezas pueden ser distribuidas en 24 horas y garantizamos un bajísimo nivel de incidencias, que ahora es del 4% en Recomotor cuando en el sector se da más del 20%». En la actualidad, los desguaces no están concebidos para reaprovechar íntegramente las piezas y recambios, por lo cual frecuentemente se producen devoluciones por un servicio no suficientemente profesionalizado en este punto.

«Ofrecemos buen precio, garantía y rapidez», resume Amat sobre este sistema de stock digitalizado y respaldado con una atención personalizada en los desguaces. La gran ventaja es, además, el abaratamiento de los costes de las piezas. «Una pieza nueva puede costar entre cinco y diez veces superior al de un recambio recuperado» añade Amat, convencido de que este es uno de los mejores ejemplos de la llamada economía circular. Se dan casos en los que un recambio nuevo de coche puede costar hasta 1.000€, mientras que la pieza recuperada puede salir por 50€.

El hecho de que esta central de compras pueda tratar y negociar con estos 550 desguaces es una de las razones por las que puede lograr descuentos y ofrecer mejores precios a los usuarios finales. «Partimos de la base de que creemos que se está dando un cambio cultural. La segunda mano ya no es algo cutre, sino que recuperar componentes es un elemento esencial en la filosofía de la sostenibilidad», reflexiona el responsable de Recomotor.

Recuperar componentes de los coches cambia la mirada sobre el vehículo, pues cobra mayor importancia la idea de darle mayor duración, favorece y prestigia al negocio de los coches de segunda mano y, en última instancia, permite ahuyentar la idea de jubilar el vehículo antes de tiempo. «Salvar un coche permite evitar un coche nuevo y, teniendo en cuenta el conjunto de impacto en su ciclo de vida, un coche que dure cinco años contamina más que uno que dure 20 años», opina Amat.

Ahorrar recursos a escala europea

Recomotor se plantea como nuevo objetivo aprovechar el ingente volumen de piezas y recambios que ahora se desaprovechan en Alemania u Holanda, países en donde la cultura del «usar y tirar» en el sector del automóvil ha llegado a producir grandes cantidades de componentes desaprovechados. Los talleres alemanes o franceses «no quieren oír hablar de piezas de segunda mano» ya que predomina la cultura que prestigia los coches nuevos, respaldada con marcas radicadas en el propio país, con un escaso mercado de segunda mano y donde los coches usados van masivamente al chatarrero.

«La idea nuestra es convencer al desguace de reaprovechar al máximo sus piezas», comenta Amat, quien concluye que «la reducción de matriculaciones hace que se pongan en el mercado menos recambios de primera mano, lo cual obliga a ‘hurgar’ en los tesoros escondidos del desguace».

 

recomotor

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario