¿Qué elementos conviene verificar tras la reparación del motor para evitar averías secundarias?

Motorservice comparte una lista de verificación de componentes que puede ayudar a evitar sustos en la fase de montaje del motor.


Tras una reparación del motor es frecuente que surjan otras complicaciones graves. Y es que las averías (mecánicas o eléctricas) que no se subsanan en la periferia del motor pueden ocasionar contratiempos de alto coste. Con la siguiente lista de verificación que proporciona MS Motorservice, los profesionales pueden evitar una gran parte de las posibles fuentes de averías secundarias al montar el motor.

verificaciones tras reparación del motor

Mecánica del motor

Sistema de aspiración (verificar y limpiar): A causa de una avería en el motor puede haber todavía fragmentos, partículas metálicas u otras impurezas en el sistema de aspiración. Si estos no se eliminan, pueden ocasionar una nueva avería en el motor o un desgaste prematuro.

Refrigerador de aire de admisión (limpiar o renovar): Después de una avería en el motor, a menudo hay una gran cantidad de aceite de motor en el refrigerador de aire de admisión. Si se le acopla un motor nuevo, esto puede producir inmediatamente una avería en el motor.

Tuberías de conexión de los turbocargadores (verificar y limpiar o bien renovar): Las tuberías de alimentación y retorno se obstruyen con aceite carbonizado debido a influencias térmicas, la alimentación de aceite deficiente que esto provoca puede ocasionar averías en el turbocargador. Las tuberías se deberían limpiar mecánicamente (escobillas metálicas) o se deberían renovar. Se recomienda no usar aire comprimido para soplar las tuberías.

Turbocargador (verificar y renovar si es necesario): Las ruedas de las turbinas y del compresor deben estar en perfecto estado y no pueden estar deformadas ni resquebrajadas o tener lijaduras en el cárter.

Filtro de aceite, enfriador de aceite y tubo de aceite (limpiar o renovar): Las partículas metálicas de una avería en el motor pueden llegar a la parte limpia del filtro de aceite. El enfriador de aceite y el cárter del filtro se deben lavar y limpiar con cuidado. Se recomienda no usar aire comprimido para soplar las tuberías. El enfriador de aceite y las tuberías de conexión deben renovarse por completo.

Sistema de aceite (llenar): Después de conectar todos los componentes de aceite a presión (enfriador de aceite, turbocargador, bombas hidráulicas, etc.), el motor debería llenarse de aceite a presión, para evitar la marcha en seco y el daño de los cojinetes. El proceso se describe detalladamente en la Service Information SI 1639 de Motorservice.

Sistema de gases de escape (verificar y limpiar o bien renovar): Durante una avería en el motor penetran en el sistema de gases de escape tanto fragmentos de pistones, de válvulas y del turbocargador como combustible y aceite, dichos restos ocasionan allí otras averías en el catalizador o el filtro de partículas.

Combustible/contenido del depósito (verificar y dado el caso, renovar): Repostar con el combustible inadecuado a menudo ocasiona averías en el motor. En caso de dudas respecto a la composición del contenido del depósito existente, el depósito debería vaciarse, dejarse sin restos y llenarse con el combustible prescrito.

Filtro de combustible y cárter de filtro (verificar y limpiar o bien renovar): Los inyectores y las bombas de alta presión de los motores diésel reaccionan de forma extremamente sensible ante las impurezas del combustible. Por este motivo se recomienda verificarlos también tras un reacondicionamiento de motores.

Sistema de refrigeración (limpiar): Antes del montaje del motor hay que lavar con agua limpia el resto de los componentes del sistema de refrigeración del vehículo.

Agente refrigerante (renovar): Usar solamente el agente refrigerante prescrito con la dilución exacta. El motor no debe ponerse en funcionamiento sin el sistema de refrigeración lleno ni siquiera durante un corto período de tiempo. En el caso de marcha en seco de la bomba del agua, el sello mecánico se quema en seguida y la bomba se vuelve permeable.

Antes de arrancar el nuevo motor

Verificar los cables eléctricos y las conexiones (manguera): Verificar la correcta conexión de todas las tuberías de depresión y las conexiones eléctricas de enchufes con un plano de las líneas. Esto también concierne al cable de masa entre el motor y la carrocería/batería de arranque. De esta forma se evitan averías por sobrecarga en los componentes eléctricos y los cables.

Motor (arrancar): Antes de arrancar el motor, debe eliminarse la presión de aceite. Dado el caso, hay que asegurar que el motor no arranque antes de haberse generado la presión de aceite aplicando las medidas adecuadas.

Motor (después de arrancar): No averiar el motor tras el arranque a causa de acelerones repetidos antes de tiempo. El sistema de aceite necesita algo de tiempo para purgar el aire por completo y proveer de aceite todos los componentes.

Componentes electrónicos

Unidad(es) de control del motor (detección de averías): Leer la memoria de averías, anotar los códigos de averías y borrar después la memoria de averías.

Electrónica del motor con componentes (test del elemento de ajuste): Gracias al test del elemento de ajuste se puede verificar el funcionamiento de los componentes correspondientes. Esto es útil, por ejemplo, para detectar enchufes intercambiados y actuadores defectuosos.

Efectuar la adaptación (adaptar y reprogramar): Hoy en día muchos componentes tienen que adaptarse tras una sustitución. Esto incluye, por ejemplo: sensores de masa de aire, motores paso a paso, mariposas y mariposas de regulación, así como válvulas EGR. Para ello véanse también las Service Information de Pierburg SI 0090 y SI 0092.

Inyectores Common Rail (programar): Estos inyectores tienen que programarse en la unidad de control de forma separada para cada cilindro tras un intercambio transversal o una sustitución. Esto es preciso para equilibrar las tolerancias de fabricación. Para este fin hay un código estampado en cada inyector que debe memorizarse/introducirse en la unidad de control con ayuda del verificador de diagnóstico. Algunos fabricantes de inyectores no tienen un código estampado en el inyector, lo que hace que no sea necesaria una programación. Estos inyectores se programan de forma autónoma mediante la resistencia fija montada. Estos se reconocen por un enchufe de 4 polos y por la falta del estampado.

Recorrido de prueba/control final

Recorrido de prueba (observar el ciclo de conducción OBD): El recorrido de prueba debería incluir el arranque en frío, la fase de calentamiento, la circulación urbana y la autovía y/o autopista. Además, en los turismos hay que tener en cuenta que, por ejemplo, algunos componentes no son controlados por el diagnóstico de a bordo (OBD) a partir de una velocidad superior a los 120 km/h.

Memoria de averías (verificar y borrar): La memoria de averías debería verificarse y borrarse antes y después del recorrido de prueba, incluso si durante o después del recorrido de prueba no se iluminara la lámpara de averías (MIL). En el caso de los sistemas de diagnóstico de a bordo (OBD) la lámpara de averías solo se activa después de que una avería se presente dos veces. Aunque en la memoria de averías se almacena ya el código de la avería con la
primera aparición.

 

motorservice

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario