La reputación del taller en un solo vistazo: la importancia de las reseñas online

Las opiniones de los clientes cobran cada vez más peso en las consultas por internet, pudiendo hacer subir hasta en un 18% las ventas del taller.


Ya se trate de un taller pequeño o pertenezca a una gran red, no se puede pasar por alto la influencia de las críticas online, que contribuyen a mejorar o empeorar la reputación del taller. Según la consultora Econsultancy, estos comentarios tienen una influencia vital en la empresa:

  • El número de personas que usan las consultas en línea para juzgar a las empresas ha aumentado de 71% a 92% en los últimos 6 años.
  • Las opiniones de clientes pueden subir hasta un 18% las ventas del negocio en cuestión.
  • Disponer de más de 50 comentarios puede elevar el ratio de conversión de cliente potencial en cliente hasta el 4,6%.
  • Los clientes son más favorables (63%) a comprar en una web que disponga de comentarios de usuarios, de otra que no los tenga.
  • Más de la mitad de los posibles clientes leerán estas reseñas antes de tomar su decisión.

reputación del taller

Reseñas en Google

Conseguir que el cliente escriba su experiencia en la sección de reseñas de google es sencillo: simplemente hay que pedírselo. Si su cliente entiende lo importante que es este comentario, y realmente ha apreciado su gran servicio, se tomará su tiempo para hacer una crítica positiva y concederle las 5 estrellas. ¡Solo necesita 5 minutos! Así que no olvide pedirle este pequeño favor, un gesto que mejorará enormemente la reputación del taller.

Asegúrese de responder a las críticas, tanto positivas, como negativas. Esto le dirá a los potenciales clientes, que usted se tomó el tiempo necesario en atender a la gente que acudió a su taller y el agradecimiento prestado  por su apoyo. Igualmente es una señal inequívoca de que se preocupa por su reputación y por el servicio.  Intente ir más allá y ofrecer una respuesta más completa que un siempre “gracias” para cada revisión o reparación efectuada con éxito.

Por último, mucho ojo con las críticas negativas. Es tentador ser ofensivo, especialmente si el cliente está haciendo declaraciones que no son exactas. Desafortunadamente, e incluso si el cliente es deshonesto, puede terminar dando una imagen poco respetuosa y a la defensiva, que para nada desea. Lo mejor es intentar encontrar un punto medio, disculpándose por la mala experiencia del cliente y enfatizando su deseo e intención de mejora.

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario