SAMPA avanza dos innovadores proyectos fruto de su inversión en I+D

El fabricante de repuestos para vehículo industrial trabaja para materializar dos avances desarrollados en sus instalaciones SAMPA Camp.


El fabricante de piezas de recambio para vehículo industrial SAMPA es conocida en el aftermarket por la calidad avanzada de sus productos y la innovación de sus soluciones. La multinacional de origen turco, que opera en España a través de la filial SAMPA Ibérica, presentó recientemente sus dos nuevos proyectos «MRE» y «Hemp» que reflejan su compromiso con los avances tecnológicos y el medio ambiente.

SAMPA Camp avanza nuevos proyectos MRE y Hemp fruto de su inversión en I+D

SAMPA Camp, su avanzado centro de investigación y desarrollo (I+D), fue el escenario donde se mostró por primera vez un «material inteligente» de nuevo desarrollo: el elastómero magnetoreológico, abreviado MRE y cuyas propiedades pueden ablandarse o endurecerse mediante frecuencias eléctricas magnéticas. El MRE puede utilizarse en la fabricación de piezas de goma para el sistema de suspensión y permitirá proporcionar más control y confort en aplicaciones de carretera y todoterreno.

El proveedor automotriz valora igualmente la sostenibilidad y por ello reveló su otro proyecto Hemp (o «semillas de cáñamo»), dedicado a la fabricación de piezas más ecológicas. En un futuro próximo, SAMPA podrá utilizar «fibra de cáñamo» biodegradable, que es hasta un 30% más sostenible como material de relleno, en lugar del antiguo y derrochador negro de humo. El cáñamo tiene una huella de carbono relativamente baja sin sacrificar las propiedades mecánicas, lo que permite ofrecer piezas de calidad avanzada sin dejar de ser respetuoso con el medio ambiente.

Sobre SAMPA Camp

SAMPA Camp es un centro de investigación y desarrollo de 3.000 m2 puesto en marcha en el año 2013 tras una cuantiosa inversión de 15 millones de dólares y una reinversión anual del 2,5% de la facturación. Equipado con herramientas y maquinaria de alta tecnología, su estructura consta de cinco divisiones y un equipo de más de 100 personas entre ingenieros y diseñadores, cuyo objetivo es la búsqueda constante de nuevos productos, materiales y métodos.

Una buena forma de medir el éxito de los proyectos que allí se realizan es la industrialización de los mismos. De hecho, la contribución de los productos desarrollados en SAMPA Camp a la facturación de la compañía aumentó desde un 3% en 2014 al 10% en 2018. Una tendencia que ha seguido al alza en los últimos ejercicios.

La diversidad de equipos que trabajan en estas instalaciones permite al fabricante de piezas testear sus productos bajo todos los parámetros y condiciones posibles. Su laboratorio de pruebas MTS es capaz de simular las condiciones reales meteorológicas y de circulación en carretera, garantizando una alineación precisa con las piezas originales. Gracias a ello, la empresa puede comercializar productos seguros, duraderos y de una mayor eficiencia en el consumo de combustible. ​

Gracias a los datos recopilados por sus clientes de todo el mundo y al uso de dispositivos de alta tecnología, puede monitorizar y perfeccionar sus productos en todas las condiciones posibles. En este sentido, la integración del Big data desde los primeros compases en este centro de I+D otorga a SAMPA una importante ventaja competitiva en el mercado del recambio.

 

sampa expect more

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario