Ponce Miota también apuesta por la mezcladora de pintura automática MoonWalk

El responsable del laboratorio de color de la empresa de reparación de coches valora las ventajas de la máquina tras seis meses de uso.


La marca de pinturas NEXA Autocolor comparte la experiencia de Ponce Miota con la nueva mezcladora automática de pintura MoonWalk. Este taller valenciano, formado por un equipo humano de 36 profesionales, afronta cada semana el reto de devolver a su estado original la carrocería de un centenar de vehículos. Para lograrlo, cuentan desde hace seis meses con la ayuda de la nueva máquina, la cual contribuye desde el laboratorio de color a agilizar los flujos de trabajo de los talleres de chapa y pintura.

NEXA Autocolor comparte experiencia taller Ponce Miota con máquina mezcladora de pintura MoonWalk

“Hablar de Ponce Miota es hablar de un centro de reparación con un elevado volumen de trabajo en el que la actividad no se detiene. Por ello, cuando nos planteamos incrementar la agilidad de nuestras operaciones, vimos que MoonWalk nos podría permitir hacerlo automatizando el proceso de mezcla pero sin renunciar a la calidad y a una perfecta igualación de color”, ha señalado José Ponce, gerente de la compañía. Cabe señalar que este negocio cuenta con dos centros de recepción de trabajo en Valencia, además de un moderno centro de reparación de carrocería en Torrent de 10.000 m2.

Manuel Ginés, responsable del laboratorio de color de la empresa, ha querido valorar los efectos que la automatización del proceso de mezcla de materiales ha supuesto en la operativa diaria del taller. “Con un volumen de trabajo como el que tenemos en este taller, y la demanda que genera un número elevado de pintores, la llegada de MoonWalk para mí es comparable a la incorporación de una persona más al laboratorio. Es como si tuviera un ayudante a mi lado, pero fiable: sin margen de errores”, ha señalado.

MoonWalk favorece un entorno de trabajo limpio y ordenado, pero sin duda uno de los aspectos más valorados por los talleres que ya han probado esta tecnología tiene que ver con la eliminación de material sobrante y su gestión como residuos. Y es que MoonWalk permite aprovechar al máximo la pintura, optimizando los costes de materiales para el taller.

“MoonWalk nos permite hacer mezclas de pintura muy pequeñas cuando solo tenemos que pintar superficies muy reducidas, como un espejo. Gracias a su báscula de doble dígito es posible. Además, y dependiendo del color a realizar, la máquina nos indica cuál es el mínimo que podemos producir. Yo mismo he llegado a mezclar apenas 20 o 25 gramos de pintura para alguna pequeña operación, algo realmente difícil de replicar de forma manual. Por otra parte, gracias al diseño de los dispensadores y a la posición bocabajo del envase, aprovechamos al máximo la pintura de cada bote”, apunta Ginés.

Otro de los beneficios de la integración de MoonWalk en el taller tiene que ver con el aprovisionamiento de materiales de pintura, favoreciendo un correcto suministro para que ninguna operación se pueda ver retrasada por falta de material. “Facilita tanto mi trabajo como el de nuestro distribuidor. Tenemos un control permanente del stock y nos permite la generación automática o personalizada de informes en PDF y pedidos para favorecer un adecuado aprovisionamiento. Todo es más rápido. Todo es digital”, concluye el empleado de Ponce Miota.

 

nexa autocolor

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por
Espacio patrocinado por


No hay comentarios

Escribir comentario