Grupo Vagindauto celebra con éxito el curso “Cliente Digital & Posventa”

La especialista en formación y distribución de equipos ha organizado junto al consultor estratégico Raül Lleida un curso que acerca a los profesionales del taller la realidad de un nuevo entorno digitalizado en el que el cliente sabe y exige más que nunca.


La pandemia del COVID-19 sigue condicionando la actividad de la mayoría de las empresas y sus efectos se han notado, muy significativamente, en aquellas dedicadas a la formación y mejora de competencias profesionales. En nuestro sector, son pocos los planes formativos que han podido aguantar el impacto de la crisis sanitaria y completar el calendario previsto. Una de ellas es Grupo Vagindauto, que tras el parón vacacional ha reprogramado las fechas previstas a principios de año y ya prosigue con sus formaciones a talleres y a profesionales del mundo de la automoción en general.

En este contexto, la empresa celebró los pasados 4 y 5 de septiembre el curso “Cliente digital & Posventa”, una de las patas de su completo pack formativo TOUR EXPERIENCE 360. Por supuesto, las instalaciones de la compañía en Terrassa (Barcelona) garantizaron a los asistentes un entorno protegido de coronavirus: distancia mínima superior al metro y medio, aprovisionamiento de mascarillas, sala constantemente higienizada con la última tecnología de ozonización, etc.

Raül Lleida, conductor de una formación en la que vuelca sus 34 años de dilatada experiencia en la posventa, y que ya había introducido algunos de los conceptos básicos del curso en una formación express celebrada el pasado mes de febrero, ahondó en ellos y aportó nuevos conocimientos en dos días de intensas sesiones dobles. Al término del curso, de unas 16 horas de duración, los asistentes comprendieron mejor las particularidades y necesidades del actual cliente del taller, así como la manera en que las empresas de la reparación y mantenimiento de vehículos deben plantear la relación con sus clientes, “los verdaderos jefes del negocio”.

Algunos de los contenidos de esta formación para empleados y responsables de talleres y concesionarios los podéis consultar en la extensa crónica que realizamos de la formación introductoria de febrero, mientras que para conocer las claves y aplicación práctica de otros, os animamos a prestar atención al calendario vigente de formaciones que propone Grupo Vagindauto.

También os recordamos que la empresa que lidera Xavi Bosch pone a disposición del mercado CAR Cloud, un sistema avanzado basado en la nube que permite ejecutar con precisión y sencillez todas las enseñanzas explicadas en el curso mediante la agilización y optimización de todo el ciclo de servicio y atención a clientes, de manera 100% digital. Compatible para todas las marcas y modelos de coches, motos, vehículos industriales y agrícolas, CAR Cloud ofrece un proceso guiado y coordinado de servicio que mejora la gestión, experiencia de usuario y atención al cliente de los negocios de automoción hasta cotas nunca antes vistas.

Raül Lleida: “El taller sabe que llegan cambios, pero le falta tiempo y organización”

Más de 30 años de experiencia en nuestro sector, de los cuales la primera quincena vinculado a servicios oficiales de grandes marcas (aprendiz mecánico, Jefe de Posventa, Asesor de Servicio…) y una segunda etapa marcada por su cargo como responsable del equipo de Formación Técnica de Seat España, el paso por la consultora MSX International y, desde el año 2017, dueño de su propia empresa de asesoría en gestión, procesos y/o formación de equipos/directivos del taller de automoción. Estas son las credenciales de Raül Lleida, quien al término de su formación a clientes de Vagindauto nos concedió unos minutos para intercambiar opiniones y conocer su punto de vista sobre algunos aspectos vinculados a esa relación entre el taller y el cliente “del siglo XXI”.

Preguntado por la adaptación de estos negocios a sus clientes, cuya complejidad evoluciona al ritmo que evoluciona la misma sociedad, cada vez más digitalizada y con más y mejor información (y exigencias), Lleida nos explica que “algunos talleres han sabido entender y adaptarse a los cambios, y otros no. En mis formaciones o reuniones con ellos siempre hago un símil usando la altura de los brazos: si tú estás aquí y el mundo allí (generalmente más arriba), si él sigue avanzando mientras tú te quedas inmóvil, lo vas a tener difícil; contra más tiempo tardes en arrancar, más lejos va a estar el mundo de tu alcance y más difícil será atraparlo. Esto es una carrera de fondo donde no hay meta y uno se puede desfondar por no haberse preparado a tiempo”.

El trato constante del asesor con profesionales del taller le lleva a afirmarnos que los negocios de reparación y mantenimiento son plenamente conscientes de los cambios que ya están aquí y de los que seguirán llegando. Ya no son rumores o algo que uno solamente intuye, sino un hecho palpable. “En la última década hemos cambiado -o nos han hecho cambiar- nuestro modo de comunicarnos, de informarnos, de adquirir productos… No hay que explicar que el mundo está cambiando porque todos lo vemos, también los propietarios del taller”, explica. Esto supone un excelente punto de partida para empezar los procesos de mejora, las formaciones y/o las actualizaciones de conocimiento.

Pero los talleres también tienen aspectos a corregir, siendo el principal la falta de tiempo, “ese tiempo que siempre sacamos como excusa para no hacer las cosas”. Lleida recuerda que “casi hemos parado la actividad durante tres meses este año, pero pocos han sido los que han aprovechado para reorganizarse, formarse, analizar su negocio con otro punto de vista del habitual, plantearse un futuro y cómo afrontarlo… en definitiva, conocerse y conocer”. De este modo, hablamos de unos negocios a los que les cuesta organizarse y encontrar el tiempo para realizar aquellos “deberes” que, por otro lado, son plenamente conscientes que deben llevar a cabo.

Esos cambios pueden llegar, por supuesto, con la ayuda profesional, la cual el formador estima como “inevitable”. En nuestra charla, Lleida nos recuerda que “para poder cambiar, todos necesitamos preguntar a diario cómo se hacen algunas cosas y no por ello somos menos listos, al contrario. Hace años aprendí una frase que aplico cada día y que siempre se la comento a mis alumnos: lo importante no es saber si no saber el teléfono de quien sí sabe”.

Una pregunta obligada fue saber si existen diferencias entre taller oficial y taller independiente en su gestión con el cliente. Aunque evidentemente esto depende de muchos aspectos (capacidad, formación, implicación, remuneración, horarios, procesos, instalaciones, etc.), Al respecto, el asesor sí reconoce que “siempre ha habido unos aspectos muy diferenciadores entre el taller independiente y el servicio oficial por lo que respecta a la atención al cliente, donde el taller independiente es mucho más cercano a nivel humano y de servicio, sin tanto protocolos ni procesos preestablecidos desde los despachos, como es el caso de los servicios oficiales”. También destaca que la persona que atiende en un taller independiente “posiblemente sea el propietario o socio del negocio y, por lo tanto, sabe lo que cuesta mantenerlo y quien lo paga, que no es otro que el cliente; el servicio oficial no inculca esa idea a sus equipos de trabajo, cuyos técnicos y asesores de servicio acostumbran a responderme que quien les paga la nónima son todos menos el cliente: desde el jefe hasta el banco, pasando por la persona encargada de recursos humanos”.

Pero quienes leáis este reportaje quizás necesitéis convenceros de la idoneidad de acudir a formaciones del sector y, en concreto, de las que preparan profesionales de la divulgación como Raül Lleida. Al respecto, el formador explica que “mis cursos están planteados de una forma totalmente distinta a los cursos habituales de Atención al Cliente o Gestión de Taller. En mi trayectoria profesional he recibido muchos cursos y siempre me faltaba algo, sentir la realidad del día a día y encontrar soluciones de los problemas derivados de esa realidad diaria. Hablo el mismo idioma que el propietario, que el jefe de taller, que el asesor, que el técnico o que el recambista, y mis formaciones son búsquedas conjuntas de soluciones a los problemas de mis alumnos; si no las encontramos el día del curso, estaremos en contacto y las buscaremos porque para mí eso es un reto. Los cursos son el interruptor del cambio y, a partir de aquí, ellos conseguirán lo que se propongan conseguir”.

TOUR EXPERIENCE 360

La formación “Cliente Digital & Posventa” se enmarca dentro del TOUR EXPERIENCE 360, un nuevo concepto de formación integral para empresas (principalmente, talleres de automoción) que dota a los asistentes de un conocimiento transversal y multidisciplinar que les permitirá impulsar sus actuales negocios hasta nuevos horizontes o bien poner en marcha un nuevo proyecto con bases sólidas y garantías de éxito.

El curso de Raül Lleida supone la segunda etapa de esta formación y llega tras el de “Técnicas de Venta y Mejora Profesional”, impartido antes de la crisis del COVID-19 por Jordi Vilaporta. Recordamos que TOUR EXPERIENCE 360 sigue un modelo giratorio que permite a quienes no hayan podido asistir a sus dos primeras formaciones hacerlo más adelante, cuando éstas se vuelvan a impartir.

El próximo stage de esta formación será el curso “Balance Financiero & Departamento Jurídico”, impartido los próximos días 18 y 19 de septiembre en las instalaciones de Grupo Vagindauto por los expertos Mireia Ruiz y Juan Lueza. Aún quedan plazas disponibles y los interesados pueden inscribirse en este enlace o bien a través de las vías habituales de contacto de la empresa.

 

Más información en vagindauto.com

grupo vagindauto

 



No hay comentarios

Escribir comentario