Así funciona ProAI de ZF, la unidad de control inteligente más potente en la industria

La familia de productos escalables ProAI tiene capacidad para varios conjuntos de software y procesadores para la conducción autónoma.


En la feria de innovación tecnológica CES de Las Vegas, ZF presentó su nueva unidad de control central ZF ProAI RoboThink. Con el mejor rendimiento hasta la fecha en la industria de automoción, este componente modulable y escalable puede ser aprovechado por los principales fabricantes de vehículos para aplicaciones tan diversas como las funciones de seguridad ADAS hasta el desarrollo de vehículos inteligentes automatizados.

ZF ProAI RoboThink

Los clientes de ZF también pueden especificar la arquitectura deseada del software, un salto tecnológico de especial relevancia en las aplicaciones de movilidad como servicio. Y es que, a raíz del auge de los servicios, ZF también estrenó en CES su propia pila de software para nuevos conceptos de movilidad. Esta pila, junto con ZF ProAI y el conjunto completo de sensores de la compañía, completan un sistema para vehículos sin conductor totalmente integrado que permitirá dar un importante salto adelante en materia de movilidad.

En palabras de Wolf-Henning Scheider, CEO de ZF:

Solo ZF ofrece una supercomputadora que estará lista para la producción en serie en los próximos 12 meses. Nuestra familia de productos ZF ProAI permite la configuración de cualquier aplicación para una amplia variedad de industrias y en todos los niveles de conducción automatizada

Para su nuevo producto, que permite L2+ a través de vehículos “robotaxi” L4/L5, ZF ha contado con la colaboración de la empresa tecnológica NVIDIA. Gracias al fabricante de procesadores, ZF ya puede ofrecer a los fabricantes de automóviles soluciones avanzadas de conducción autonóma L2+ para la producción a partir de 2020 y la capacidad de escalar rápidamente a niveles más altos de autonomía.

Una alternativa a los sistemas cerrados

ZF ProAI RoboThink, la última generación en esta familia de productos, aporta su propio procesador gráfico, ofrece un rendimiento de procesamiento total de más de 150 teraOPS (el equivalente a 150 mil millones de operaciones de cálculo por segundo) y se puede combinar de forma modular con un máximo de cuatro unidades, alcanzando un rendimiento total de 600 teraOPS.

Todo ello, para estar a la altura de las exigencias que demanda la interacción entre vehículo y entorno. Y es que una unidad de control de alto rendimiento es esencial para analizar el entorno circundante en 360º mientras se supervisa el interior del vehículo y la posición de los ocupantes para mejorar la seguridad y el control.

Con cuatro modelos de ProAI, ZF abarca prácticamente toda el elenco de escenarios posibles para su uso. A grandes rasgos, estas son sus características:

  • ZF ProAI Gen1 es un modelo básico económico que cumple con todas las normas NCAP 2022.
  • ZF ProAI Gen2 tiene un potencial de procesamiento suficiente para permitir una conducción de nivel 2 parcial y altamente automatizada y una conducción de nivel 3.
  • ZF ProAI Gen3 ofrece amplia modularidad y puede combinar varios chips hasta en tres placas de circuitos. Este producto podría aportar la potencia de procesamiento suficiente para procesar en tiempo real los datos requeridos para conducción automatizada hasta nivel 4.
  • El último modelo, el ZF ProAI RoboThink, con su capacidad escalable y su procesador gráfico propio, es la solución de alta gama más potente, y es ideal para aplicaciones de autoconducción a partir de nivel 4.

La familia de productos ZF ProAI ofrece una plataforma abierta para la integración personalizada de algoritmos de software. En este sentido, admiten distintos sistemas operativos comunes en el campo automotor, como AutoSAR, Adaptive AutoSAR o QNX, e incorporarán otras plataformas a medida que se desarrollen. El éxito de la asociación con NVIDIA continúa se traduce en el ZF ProAI RoboThink, pero ZF también ofrece a sus clientes la opción de equipar la tecnología con chips de otros fabricantes.

ZF ProAI, para una movilidad como servicio

Los “robotaxis” y los medios de transporte de mercancías o de pasajeros automatizados aceleran el desarrollo de unidades de control con mucha más potencia de procesamiento. Esto se debe a que los potentes ordenadores que se utilizan en aplicaciones de movilidad como servicio, no solo gestionan los cálculos complejos del entorno a partir de la fusión de datos procedentes de cámaras, radares y LIDAR, sino que también integran datos del usuario a través de la nube, sistemas de pago y, sobre todo, la planificación e implementación óptimas del recorrido.

La familia ZF ProAI, gracias a su potencia de procesamiento, supone la plataforma ideal para la fusión de datos de los sensores en cámaras, LIDAR y sistemas de radares. Sin ir más lejos, el transporte de personas y de mercancías que ZF lanzará en serie este año 2019 en una fusión comercial con e.GO Mobile AG, también utilizará ZF ProAI para las funciones de conducción automatizada y de interconexión.

 

zf

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario