ZF Aftermarket propone mimar a nuestros vehículos con la revisión de primavera

Una revisión de primavera facilita la correcta transición entre estaciones con distinta climatología y alarga la vida útil del vehículo.


 

ZF Aftermarket nutre a los talleres independientes de su gama de producto de la mano de las marcas Lemförder, Sachs, TRW y Boge. Todas ellas, con calidad de Equipo Original y acompañadas de la información técnica adecuada. Se trata de una propuesta ideal para esta época del año, donde el frío deja paso a las altas temperaturas y la revisión de primavera debe ser una prioridad para el automovilista.

revisión de primavera de los vehículos

Consejos de mantenimiento

Los expertos de ZF recomiendan que los amortiguadores sean examinados para comprobar que estén en condiciones para la circulación. Ese control debe realizarse a los 80.000 kilómetros por primera vez y, posteriormente, cada 20.000 kilómetros. Y es que solo unos amortiguadores en perfecto estado proporcionan el nivel requerido de seguridad y confort en la conducción.

En algunas zonas, además, es necesario realizar un cambio de neumáticos de invierno a verano. Esta puede ser una buena ocasión para revisar los amortiguadores. Los profesionales del taller saben que también es necesario revisar todos los componentes adicionales. Solo se garantiza la durabilidad de los amortiguadores si los soportes de la columna de suspensión, topes de compresión y tubos protectores se encuentran en perfectas condiciones.

Asimismo, los profesionales deben recomendar que las pastillas de freno tengan al menos un grosor superior a los 2 mm, dependiendo del kilometraje del vehículo, revisándolo a mitad de año. Junto a discos y pastillas, es esencial revisar pinzas y latiguillos para asegurar que funcionan correctamente.

Los componentes del chasis y del sistema de dirección pueden desgastarse o ser dañados por la suciedad o por objetos extraños. Si no se sustituyen los componentes dañados, puede afectar gravemente al comportamiento del vehículo. También es importante revisar los fuelles y los guardapolvos de caucho, tanto de las rótulas de suspensión como las de dirección. Las salpicaduras de agua que puedan penetrar eliminan la grasa especial y eso puede provocar que se introduzca suciedad y se cree óxido en el interior de la rótula.

Una solución completa para el taller

Con los frenos TRW, los amortiguadores y componentes adicionales de las marcas Sachs, Boge y los componentes de suspensión y dirección de Lemförder, el taller está plenamente equipado para cualquier tipo de trabajo que deba realizar.

ZF Aftermarket no solo ofrece una cartera de productos con calidad de Equipo Original, sino servicios acordes a esa calidad. Provistos de formación práctica, informaciones técnicas específicas y un amplio soporte técnico, los talleres pueden adquirir unos conocimientos detallados de los productos y sistemas. Todo ello se traduce en una base sólida que permite realizar diagnósticos y reparaciones profesionales.

 

zf

También te puede interesar:

 

Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement
Espacio patrocinado por Advertisement


No hay comentarios

Escribir comentario